Saltar al contenido

Modo hibernación en Windows 8

Una de las cosas más extrañas que se ha notado en el nuevo sistema operativo de Microsoft, sobre todo si eres usuario de una notebook, es el hecho de no encontrar por ninguna parte la opción de hibernación. En cuanto a estas últimas, las únicas opciones de energía son las funciones de sleep, apagar o reiniciar pero la modalidad de hibernación parece haber sido borrada de la interfaz. A causa de esta faltante, en este artículo te contaremos como hacer para activar el modo hibernación.

Por suerte, hay una forma sencilla para restablecer esta modalidad.

Restablecer y configurar el modo de hibernación en Windows 8 es más sencillo de lo que parece, el problema es que para hacerlo hay que rebuscar en la interfaz.

El procedimiento más sencillo te lo explicaremos a través de una serie de pasos para que configures de manera exitosa la modalidad de hibernación.

1. Lo primero que debes hacer es acceder a las opciones de energía (o “power options”). Esto se hace yendo a Panel de Control > Hardware y Sonido > Opciones de energía.

2. Una vez aquí te debes dirigir a “choose what the power button do” o “cambiar las opciones de energía”, que es lo mismo. También puede aparecer como “requiere contraseña al reactivarse”.

3. Luego de ambos pasos debes ir a “change settings that are currently unavailable” o cambiar la configuración actualmente disponible.

4. Una vez aquí, te deslizas hacia abajo hasta encontrar la zona de “Shutdown settings”, aquí debes clickear en la casilla de “Hibernar” para que aparezca en el “Power Button” del escritorio. También puedes configurar el modo para que se active presionando el botón de apagado o simplemente cerrando la tapa de la notebook.

5. Luego de estos cuatro pasos, finalmente debes clickear  en “Guardar cambios”

Finalmente has realizado exitosamente la opción de hibernación en tu PC, lo que te permitirá ahorrar mucha batería y mantener todas tus aplicaciones tal cual las hayas dejado.

Lo que sucede es que el modo de hibernación hace una copia fotográfica de la memoria RAM tal cual está siendo utilizada en el momento y apaga el sistema completamente.

En cuanto a la diferencia entre hibernar y suspender, es que siempre es preferible hibernar antes que suspender, ya que mientras que la suspensión consume recursos, en la hibernación la fuente no está consumiendo ningún tipo de energía, de hecho, puedes hasta removerle la batería y no perderás ninguna información.